Definición de beneficios del SGA

Los beneficios del SGA son cuantitativos y cualitativos. Los beneficios cuantitativos son aquellos que podemos medir con valores exactos, por ejemplo: —aumento de la productividad por hora en actividades del almacén, —reducción de los errores de picking, —reducción de personal en tareas manuales; entre otros. Los beneficios del SGA cuantitativos ofrecen datos que facilitan el conocimiento del retorno de la inversión de la implantación de un SGA. Por otro lado, los cualitativos, son los que no devuelven un dato con un valor exacto y medible pero que, sin embargo, son tan importantes como la satisfacción del cliente.

La lista de beneficios del SGA es:

  1. Reducción de costes.
  2. Reducción de tiempo de las actividades.
  3. Reducción de errores.
  4. Aumento de la productividad.
  5. Organización eficiente.
  6. Control preciso.
  7. Mejor comunicación con los proveedores.
  8. Mejor calidad de servicio.
  9. Mayor satisfacción de cliente.
  10. Trazabilidad exacta.
  11. Información a tiempo real.

Derivadas de todas estos beneficios se producen ventajas competitivas como una mayor resiliencia de la empresa o la optimización de la rentabilidad del almacén.

El ROI de la implantación de un SGA

El retorno de la inversión de la implementación de un software de gestión de almacenes suele darse antes de un año. Los que primero se notan son beneficios del SGA como el aumento de la productividad y al cabo de pocos meses otros como la reducción de errores y el ahorro den costes y tiempos de las actividades.

Otros beneficios como los cualitativos de satisfacción y fidelización de los clientes tardan más en ser visibles, pero al cabo de un año ya se pueden percibir.